Estilo de Vida

Por qué los Millenials odian la vida corporativa

¿Jornadas laborales de 10 horas? ¿6 días de vacaciones al año? No lo creo.

Te levantas todos los días a la misma hora, te arreglas y sales rumbo a la oficina. Checas tu hora de entrada con tu gafete en la recepción. Te sientas en tu escritorio con la primer taza de café en la mano y así pasan las siguientes 8-10 horas de tu vida. Y así sin más te encuentras atrapado en la pesadilla de todo millennial: la gris y rutinaria vida corporativa.

How I Met Your Mother

El modelo de trabajo convencional no parece muy tentador para la “Generación Y”. Aunque la lista de pros es larga la de contras pareciera sin duda alguna ganar la batalla con un punto muy clave: sacrificar tu tiempo libre y que tu vida dependa de otra persona. Los millennials no quieren un trabajo, quieren vivir.

El pensamiento ha cambiado radicalmente, no estamos ante un grupo de gente que no quiere trabajar, estamos ante un grupo de gente que quiere trabajar en el cambio. Que sueña en grande y quiere ser importante, negándose a ser parte de un sistema corporativo y gris.
Estamos ante la cultura del emprendimiento. ¿No quieres ser una parte insignificante de una empresa? Crea tu propia empresa. ¿Quieres horarios flexibles y libertad creativa? Start-up. Los millennials crecieron viendo a sus padres sacrificar su vida personal por la laboral, ellos no están dispuestos a hacer lo mismo. Quieren ser elementos activos del cambio y quieren disfrutar de la vida en el proceso.

Lena Dunham // Girls

El momento perfecto para perseguir tus sueños es aquí y ahora, cuando no tienes una familia que mantener ni una hipoteca que pagar.

Por supuesto, esta no es una regla universal de los millennials. También existen quienes son felices formando parte del sistema corporativo,

Sólo podemos concluir una cosa: si para el 2020 los millennials representarán el 40% de la fuerza laboral, tal vez estemos ante el fin de la vida corporativa.